Nombres propios 

Pulseras & historias


Hace bastantes meses comencé esta aventura diecisietecosera de hacer pulseras personalizadas, con chapas grabadas, a mano.

La idea de poder grabar una chapa con un nombre, una frase corta, unas iniciales, o una fecha, abría un montón de posibilidades a la hora de poder hacer piezas absolutamente personales, y las pulseras entonces comenzaron a llenarse de historias.


. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 

En estos meses, he grabado el nombre de gatas que eran mucho más que gata.

Eran gatas marquesas.

He grabado nombres de perros grandes y pequeños, que para sus dueñas y dueños no eran son solo perros, sino hijos adorados.


He grabado cientos de nombres de hijas, amigas, novias, novios, madres, abuelas, novios, amigas del alma y mejores amigas.

Nombres muy propios.



Todas las pulseras personalizadas tienen una historia.

La historia de cada nombre.

O la historia de alguien que recuerda a alguien, que no quiere olvidarle, que quiere llevarlo siempre cerca.

Recuerdo con muchísimo cariño el encargo de una pulsera que era todo un símbolo: el sueño olímpico de una deportista que ojalá pueda cumplirlo muy pronto.

 

Y hace unos días, coincidiendo con el Día de la Madre, me pidieron grabar esta chapa.

Parecía una más de muchas. Pero no lo era.

Porque esa frase era un mensaje, casi secreto, para alguien, que me pareció pura ternura.

'Así le llama ella siempre a él', me dijo su hija. Así lo grabé.

La pulsera era para su madre. Una madre que es abuela, y también esposa. Y había una pulsera que simbolizaba cada uno de esos aspectos de su vida. Sus hijos y sus nietos.

Y su 'queridiño', ese marido del que nunca se ha separado. Desde que soy niña los conozco. Toda la vida juntos. En los años felices y también ahora, en los momentos complicados.

 

Puede que parezca solo una pulsera, pero para mi, y creo que para su dueña, esta pulsera es mucho más que una pulsera.

Pensar en el amor que hay detrás de esa frase, me hizo recordar todas esas historias que me contáis, cuando encargáis una pulsera personalizada. Y por eso me decidí a contarlo aquí, en este pequeño resumen de pulseras personalizadas, que son todas, auténticas historias de amor.



Me gusta pensar en que tanto amor se puede recoger una chapa.

Y pasearse cada día.

Gracias por dejarme participar en tantas historias de amor.

Gracias por contarme vuestras historias, llenas de amor, llenas de nombres propios.




Todos los precios tienen el 21% de IVA incluido